Alemania en tiempos de Oktoberfest !!!

Una Aventura no sería una aventura sin un poco de desafíos.
Alemania un increíble país que promete no solo sus fascinates paisajes sino también una gran diversion

Luego de haber llegado a Inglaterra para tomar un curso intensivo de Ingles; en la escuela donde estudiábamos, una empresa de viajes ofrecían muchos planes de excursiones, actividades y tours para estudiantes extranjeros que aparte de estudiar querían conocer un poco del país, cultura, y también por que no? de Europa!!.

La sed y deseo de conocer y explorar apenas estaba creciendo como una semilla después de la lluvia, por eso creo que el tiempo de mi llegada fue perfecto, porque corrían los últimos días de septiembre, y adivinen que? el primer viaje que se estaba promocionando era para ir al Oktoberfest. Mi compañero de aventuras y yo no lo pensamos dos veces y nos alistamos junto con otro amigo de estudio, y nos fuimos a la aventura.

La tarde siguiente, hicimos maletas caminamos a la estación y ya estábamos rumbo a nuestro destino, claro que nos faltaban un montón de horas para llegar, porque adivinen que? una aventura no seria tan única sino sales de tu zona de confort, y así fue. Nos fuimos a Alemania en Autobús!!!!!!

Durante el largo viaje conocimos muchas personas e hicimos nuevas amistades uniéndonos todos en un solo grupo ya que eramos mayoritariamente latinos; el autobús donde viajamos era muy confortable, elegante y nuevo; tenia dos banos, en la parte de arriba solo había asientos normales pero cómodos y en la parte de abajo estaba el chófer con un copiloto, luego teníamos 2 mesas con cuatro puestos; allí estábamos nosotros, nuestro amigo y otros conocidos, estas mesas fueran tan optimas que podíamos jugar al UNO, comíamos y bueno dormíamos también.

Luego de atravesar el Euro-tunnel del canal de la mancha desde el puerto de Folkestone en Inglaterra. llegamos a Francia al puerto de Calais, el autobús siguió por la hermosa ruta llena de hermosos paisajes que podíamos apreciar desde nuestra enorme ventana hasta bélgica, siguió entre los maravillosos y verdes campos de los pueblos de bélgica. la idea era llegar dentro de lo estipulado a nuestro destino, Sin embargo, debido a las horas de manejo y por las regulaciones europeas debimos hacer un stop por algunas horas, para que así el chófer pudiera descansar y así fue. Desde luego que todo estuvo muy bien estipulado y organizado, finalmente llegamos a nuestro destino, Alemania. Era un día lluvioso y llegamos a la casa del Oktoberfest “Munich” El frió estaba intenso, tomando en cuenta que era mi primer viaje y que no llevaba conmigo la ropa o zapatos mas adecuados para este tipo de clima puedo decir que la temperatura estaba increíblemente baja, algo que sinceramente no esperábamos.

El guía turístico llamado Peter (muy peculiar por cierto), ofrecía hacer un recorrido por el centro turístico y llevar aquellos que querían seguirlo a algún buen restaurante para probar la comida típica y conocer los lugares del centro de Munich mas importante. Y adivinen que? fue en ese preciso momento que mi querido amigo, compañero de viaje y de estudios se perdió entre otros turistas que andaban pasando al momento. fue entonces que mi fiel compañero de aventura y yo hemos decidido no tomar esa opción e irnos por nuestro lado para buscar a nuestro ‘amigo perdido’ también explorar y tomarnos nuestro tiempo en cada actividad lo que resulto ser un buen plan para nosotros.

Durante el día no conseguimos al chico el cual no manejaba bien el ingles, era su primer viaje al igual que nosotros y desde luego estaba solo en una ciudad nueva.

Seguimos nuestro ‘solo’ tour, paseamos por el Marienplatz, que es una plaza situada en el centro de la ciudad, siempre lleno de personas haciendo compras, visitando la plaza o solo viendo el corre corre de la ciudad desde un Coffee shop. Tomamos varias fotos del encantador edificio de Neues Rathaus el cual es el ayuntamiento de Munich. Disfrutamos un rato del farmers market llamado Viktualienmarkt con productos locales, hermosas flores, pescados, quesos y mucho mas; en fin se veía todo muy organizado y apetecible. También entramos en varias shops, en este caso entramos a muchas de souvenirs. Pese al día lluvioso, no pudimos movernos por la ciudad tanto como quisimos, también las ganas de ir a “Lo que vinimos” nos condujo a buscar el metro para empezar nuestro camino al afamado OKTOBERFEST.

Subiéndonos y bajándonos del metro pude notar toda la emoción y euforia por parte de los alemanes, la alegría, los gritos, otro idioma, otros acentos. debo confesar que me puse nerviosa por unos instantes, al ser todo esto tan desconocido; pero creo que ese instante duro 2 segundos, porque una vez al llegar justamente a la entrada del Festival, todo cambio, “era diversión para adultos al extremo” así lo llame, a medida que caminaba por el centro y lo mejor es que no pagas entrada, porque desde luego es un evento para consumir, sino no tendría sentido ir.

Cada carpa correspondía a la marca de alguna cerveza alemana, algunas eran privadas y otras publicas. Realmente el tiempo no te alcanza para entrar a todas las carpas y atracciones, a que hay para todos los gustos, sabores y colores.

Luego de nuestra experiencia en el Oktoberfest, recordamos que teníamos una hora prevista en la que debíamos estar en el mismo lugar donde el autobús nos dejo al llegar, y adivinen que? … NO tranquilos!!, si supimos llegar de vuelta porque soy muy buena recordando donde estuve. Pero ya era muy tarde y me acorde de nuestro amigo perdido, que sucedió con el? estaría bien físicamente? se perdió entre el revuelo de tanta gente en este ciudad debido el Oktoberfest?, en fin, un montón de preguntas, y esta persona sin llegar al encuentro. El conductor junto al guía turístico deciden arrancar hacia nuestra ruta al hotel, y desde mi ventanilla pude observar una persona con un sombrero azul con franjas blancas de la bandera de Bavaria corriendo y así fue; era el, muy emotivo encuentro para luego dirigirnos todos al hotel para instalarnos y descansar.

La manana siguiente después del desayuno decidimos tomar el private tour ofrecido por nuestro guía para conocer los campos de Bavaria y sus castillos. Que buena decision tomada porque hasta el día de hoy no he olvidado todos esos hermosos paisajes y mucho menos los castillos que visitamos. Realmente esta region es un espectáculo lleno de hermosos paisajes que difícilmente podrán ser olvidados, el tour duro todo el día y al atardecer para cerrar con broche de Oro volvimos al ultimo día del Oktoberfest que prometía ser aun mas divertido y lleno de mucha emoción.

A la manana siguiente emprendimos nuestro largo viaje de vuelta a casa; después de esta experiencia puedo decir que viajar en autobús tiene sus ventajas y recomiendo que lo hagan alguna vez en sus vidas,si pudieran hacerlo mas de una vez también, no niego que llegamos muertos del viaje después de tantas horas abordo del autobús, pero poder hacer paradas en diferentes partes fue sensacional, en nuestro regreso visitamos Luxemburgo donde pudimos pasear por todas sus calles, almorzar y tomar un tour del centro de la ciudad.

Nuestra aventura fue fenomenal e inolvidable.

Author: Orianny Velasquez

Venezuelan Girl, Recently Living in Portugal Passionate about the world, Dreamer and traveller. Loving sharing travel experiences and seeking for new adventures, – I am not the same, having seen the moon shine on the other side of the world.” – Mary Anne Radmacher

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: